NATURALEZA DEL CABALLO

 

EL CONOCIMIENTO DE LA NATURALEZA DEL CABALLO ES ESENCIAL PARA LA EQUITACIÓN. SÓLO AQUEL QUE DE VERDAD INTENTA CONOCER LA NATURALEZA DEL CABALLO PODRÁ LLEGAR A UN BUEN ENTENDIMIENTO EN SU MANEJO.

EL CABALLO ES UN ANIMAL DE MANADA. ÉSTA LE PROPORCIONA PROTECCIÓN Y SEGURIDAD. A NINGÚN CABALLO LE GUSTA ESTAR SOLO, HAY QUE ACOSTUMBRARLO CON MUCHO CUIDADO A ESTA SITUACIÓN. EN LA DOMA PUEDE APROVECHARSE EL INSTINTO DE MANADA, POR EJEMPLO AL IR DETRÁS DE OTRO CABALLO MAYOR Y DOMADO.

ENTRE LOS CABALLOS EXISTE UNA JERARQUÍA DETERMINADA.  LAS NORMAS DE RELACIÓN ENTRE ELLOS GARANTIZAN LA SUPERVIVENCIA DE LA MANADA. LAS LUCHAS POR EL LIDERAZGO QUE OBSERVSAMOS CLARAMENTE ENTRE POTROS, O AL LLEGAR UN NUEVO COMPAÑERO AL PRADO, SON INDUCIDAS POR EL INSTINTO. PARA DEFENDERSE, EL CABALLO USA SUS CASCOS Y SUS DIENTES. A MENUDO NO PRECISAMENTE CON DELICADEZA. PERO POR OTRO LADO LOS CABALLOS TAMBIÉN SE RELACIONAN CON MUCHA SENSIBILIDAD, Y DESPLIEGAN MUCHA CURIOSODAD Y AFECTO.

TODO JINETE DEBE TENER EN CUENTA QUE EL CABALLO EN SU RELACIÓN CON EL HOMBRE, TAMBIÉN BUSCA ESA JERARQUÍA. SÓLO UN JINETE RELAJADO, DECIDIDO Y QUE ACTUA DE MANERA COHERENTE SERÁ ACEPTADO COMO UN SER SUPERIOR POR EL CABALLO.

EL CABALLO ES UN ANIMAL DE HUIDA. PARA LOS HERBIVOROS, LA HUIDA INMEDIATA ES LA MEJOR PROTECCIÓN ANTE CALQUIER PELIGRO. POR TANTO, EL CABALLO PUEDE REACCIONAR ANTE DIFERENTES ESTIMULOS; LA INSEGURIDAD PUEDE LLEVARLE AL COMPORTAMIENTO DE HUIDA. CUANDO EL CABALLO ENTRA EN PÁNICO, HACE CASO OMISO A SUS SENTIDOS, Y PUEDE CONVERTIRSE EN UN PELIGRO.

PARA EL JINETE, ESTE COMPORTAMIENTO ESQUIVO Y HUIDIZO DEL CABALLO SE HACE NOTABLE DE MANERA DESAGRADABLE POR SU ACTITUD TEMEROSA. CARECE DE SENTIDO CASTIGARLO POR ESTE COMPORTAMIENTO INSTINTIVO. HAY QUE DARLE SEGURIDAD Y CONFIANZA ACOSTUMBRANDOLO CON CALMA Y PACIENCIA A TANTAS SITUACIONES NUEVAS COMO SEA POSIBLE.

EL CABALLO ES UN ANIMAL CAMINADOR. EL CABALLO SALVAJE EN SU ENTORNO ORIGINAL, LAS INMENSAS ESTEPAS, SE MOVIA MUCHAS HORAS AL DÍA PARA HALLAR SU ALIMENTO. POR CONSIGUIENTE, EL MOVIMIENTO, LA LUZ, EL AIRE Y EL CONTACTO CON SUS CONGÉNERES SON PRIMORDIALES PARA SU BIENESTAR. HAY QUE TENER MUY EN CUENTA ESTOS CRITERIOS AL MANTENER EL CABALLO ESTABULADO Y EN EL MANEJO DIARIO. HAY QUE PROPORCIONAR MOVIMIENTO SUFICIENTE Y VARIADO AL CABALLO, LO CUAL TAMBIÉN INCLUYE LA POSIBILIDAD DE SALIR DE PASEO O SOLTARLE EN UN CAMPO.

CADA CABALLO ES DISTINTO EN CUANTO CARÁCTER Y TEMPERAMENTO, GUSTOS Y MANÍAS. SU ESTADO DE ÁNIMO Y SUS REACCIONES SE PUEDEN LEER CLARAMENTE DEL JUEGO DE LAS OREJAS, LA EXPRESION DE LOS OJOS, O EL MOVIMIENTO DE LA COLA.

EL CABALLO NO ES UN ANIMAL AGRESIVO POR NATURALEZA. NO OBSTANTE PUEDEN SER BASTANTE RUDOS ENTRE ELLOS, PARTICULARMENTE LOS MACHOS ENTEROS. PERO LOS PROBLEMAS DE COMPORTAMIENTO GENERALMENTE SON DEBIDOS A UN MANEJO INCORRECTO Y MALAS EXPERIENCIAS.

EL JINETE DEBE INVERTIR SUFICIENTE TIEMPO, PACIENCIA Y CAPACIDAD DE OBSERVACIÓN PARA APRENDER A RECONOCER E INTERPRETAR EL COMPORTAMIENTO DEL CABALLO. SÓLO ASÍ PODRÁ GANAR LA CONFIANZA Y EL AFECTO DEL CABALLO, SABER DISTINGUIR ENTRE EL MIEDO Y LA RESISTENCIA, Y CONSEGUIR UN BUEN COMPORTAMIENTO EN LA ENSEÑANZA Y LA DOMA.

LA BUENA DOMA SE DISTINGUE PORQUE EL CABALLO NO SÓLO SE MUEVE CORRECTAMENTE BAJO EL PESO DEL JINETE, SINO QUE ADEMÁS CONSERVA SU NATURALIDAS E INDIVIDUALIDAD.

EL CABALLO SE MUESTRA CONTENTO Y VOLUNTARIOSO EN EL TRABAJO DIARIO OFRECE LA MEJOR DISPOSICION PARA UNA RELACIÓN ESTABLE U ARMONIOSA ENTRE HOMBRE Y CABALLO. CON PACIENCIA, ENTENDIMIENTO DE LA NATURALEZA DE CADA CABALLO COMO INDIVIDUO, Y ABUNDANTES PREMIOS-CARICIAS SE CREA Y SE FIJA ESTA BASE.